“POESÍA PARA NÁUFRAGOS” LLENÓ EL SALÓN DE LA RACAL





Totalmente asentado ya no sólo en la agenda cultural conquense sino en el propio calendario poético español, el Festival “Poesía para Náufragos”, tras haber ofertado en la tarde del jueves, en la sala Theo Alcántara del Teatro Auditorio de Cuenca, el atractivo espectáculo video-poético de Alejandro Céspedes “La invención del espacio”,  llenó luego a rebosar, durante el fin de semana el salón de actos de la Real Academia Conquense de Artes y Letras. Ya en su sexta edición el espacio académico volvió a gozar del aprecio de los conquenses que acudieron a disfrutar tanto de las lecturas de la veintena de poetas intervinientes, de la más variada procedencia geográfica y representantes de las más distintas tendencias y modos expresivos, como, en la noche del viernes, en la Sala Rothus, de las actuaciones del “perfomancer” David Bustamante y del cantautor Paco Gómez acompañado a la guitarra por Guillem Torà dentro de un programa donde la alianza entre palabra y música estuvo igualmente presente en el recital ofrecido por el conquense Javier Pelayo en la mañana del sábado, en su caso con el salón académico como marco. 

Especialmente emotiva fue la sesión dedicada a recordar los cincuenta y dos años de existencia ya de la editorial El Toro de Barro – la segunda más antigua de cuantas en nuestro país tienen como columna central de su actividad la poesía – y a  rememorar la figura de su fundador Carlos de la Rica en el año en el que se han cumplido precisamente los veinte de su fallecimiento. Contó con la intervención de quien desde la desaparición del poeta de Carboneras continuara esa labor editorial, el taranconero Carlos Morales, que evocó un hacer y una trayectoria reflejadas asimismo en las vitrinas de la pequeña muestra montada al efecto en el propio salón de la Academia. 

Comentarios

Seguidores