LAS FIGURAS DE FERMÍN CABALLERO Y JOSÉ TORRES MENA PROTAGONISTAS DE LOS MARTES DE LA RACAL


CONFERENCIA DE MIGUEL JIMÉNEZ MONTESERÍN
SOBRE LA CORRESPONDENCIA ENTRE AMBAS FIGURAS PROGRESISTAS

EL 8 DE NOVIEMBRE EN EL SALÓN DE LA CORPORACIÓN

Las figuras de los conquenses Fermín Caballero y José Torres Mena serán las protagonistas, el día 8, de la nueva cita de cada martes en  la Academia Conquense de Artes y Letras merced a la conferencia en la que el propio director de la institución, el historiador Miguel Jiménez Monteserín, analizará tanto sus respectivas trayectorias  como la relación personal de ambos a partir de la correspondencia establecida entre los dos desde 1854 a 1870, bajo el ya indicativo título de “Dos progresistas conquenses íntimos: Fermín Caballero y José Torres Mena”. Será a partir de las ocho de la tarde en el salón de actos de la corporación, en la última planta del edificio de las antiguas Escuelas de san Antón, aledaño a la iglesia de la patrona de Cuenca la Virgen de la Luz. Como siempre la entrada será libre y gratuita hasta completar el aforo del local.

Tanto Torres Mena como Fermín Caballero se movieron, efectivamente, dentro de las ideas progresistas de su tiempo. El primero – nacido en 1822 en la localidad albacetense de Casas Ibáñez y fallecido en 1879 en La Almarcha – abogado, político, escritor y periodista contribuyó en gran medida a divulgar la ideología del Partido liberal Progresista al que pertenecía. Elegido diputado por el partido judicial de San Clemente en las elecciones parciales del 17 de octubre de 1869,  fue reelegido en las del 8 de abril y en las del 15 de septiembre de 1871 por Cuenca. También fue diputado en la Junta Nacional al proclamarse la Primera República. Al escindirse el Partido Liberal en 1873, se refugió en grupúsculos republicanos democráticos y su figura desaparece de la vida política dedicando sus esfuerzos a la vida intelectual, pues desde 1874 hasta su muerte es cuando más escribe y publica sus mejores libros.  
Por su parte Fermín Caballero – nacido en 1800 en Barajas de Melo y fallecido en Madrid en 1876 – geógrafo, político, escritor y periodista, tras haber tenido que emigrar tras la reacción de 1823 debido a sus ideas liberales, a su regreso a Madrid tras la muerte de Fernando VII fundó el Boletín de Comercio, luego llamado El Eco del Comercio.  Procurador por Cuenca y Madrid en las Cortes del Estatuto Real de 1834, diputado progresista y senador, fue asimismo alcalde de Madrid y ministro de la Gobernación en el gabinete López-Caballero. Su obra literaria ha sido elogiada por la propiedad de su lenguaje, su interés por la narración y la actitud crítica que siempre la preside. En sus últimos años se dedicó a trabajos bibliográficos sobre su provincia natal, Cuenca, escribiendo además una serie de biografías en cuatro volúmenes bajo el título general de Conquenses ilustres”: el primer tomo lo consagró a Lorenzo Hervás y Panduro y los demás a Melchor Cano, al jurisconsulto Alonso Díaz de Montalvo y los últimos a los hermanos Alonso y Juan de Valdés.

Comentarios

Seguidores