NUEVO LIBRO DE LA ACADÉMICA ADELINA SARRIÓN MORA


“EL MIEDO AL OTRO EN LA ESPAÑA DEL SIGLO XVII. PROCESO Y MUERTE DE BELTRÁN CAMPANA”, CON PRÓLOGO DE ÁNGEL GABILONDO, HA SIDO PUBLICADO POR EDICIONES DE CASTILLA LA MANCHA



Ya está en las librerías el nuevo libro de la profesora e investigadora Adelina Sarrión Mora, académica de número de la RACAL. Publicado por ediciones de Castilla La Mancha, el libro analiza y describe el proceso que el tribunal inquisitorial de Toledo siguió, entre 1651 y 1654, contra el barbero francés Beltrán Campana, una causa cuyas actas completas se conservan en el Archivo Diocesano Conquense. Apresado en la villa de Torrijos por negarse a cumplir con el precepto católico de confesar y comulgar una vez al año, Beltrán Campana no tardó en encontrarse frente a los inquisidores. El proceso muestra de manera ejemplar la tenacidad de su defensa de la libertad de conciencia y la prontitud de los jueces en reconocer, en sus encendidos alegatos, el a su juicio sombrío rostro de la herejía. Reivindicar la tolerancia suponía una amenaza en la católica monarquía hispana, que había forjado su identidad sobre la unidad de la fe de sus súbditos. Los mecanismos de disciplina se multiplicaron en la Edad Moderna; adoctrinamiento, vigilancia y control se conjugaron en la época para hacer de los súbditos de la Monarquía Católica un conjunto de fieles y obedientes cristianos. En esta intransigente coyuntura, un extranjero pobre y vagabundo, ajeno a normas y costumbres, defensor de una libertad de pensamiento inconcebible, constituía un desafío insoportable.

En su prólogo, que firma Ángel Gabilondo, éste señala cómo “(…) El libro, sin perder su carácter reflexivo, incluso especulativo, es ante todo, en su historia, conmovedor. No simplemente emocionante. La tensión narrativa y la impecable y sencilla escritura captan nuestro interés de modo mucho más profundo que el que sostiene la curiosidad. Si es interesante es por algo diferente que porque despierta nuestro interés. Nos sentimos concernidos, involucrados, afectados. Y lo que es más decisivo, porque en cierto sentido nos reconocemos”.
 

Comentarios

Seguidores