GUSTAVO TORNER EN LAS SALAS DE EXPOSICIONES DE LA CATEDRAL CONQUENSE


SESENTA Y CINCO OBRAS DATADAS ENTRE 1955 Y 1992, INCLUYENDO LOS ESTUDIOS DE LAS VIDRIERAS REALIZADAS PARA EL PROPIO TEMPLO CATEDRALICIO, CONFORMAN LA MUESTRA DEL ARTISTA, ACADÉMICO DE HONOR DE LA RACAL 


                                                                         Fotografía de Santiago Torralba

Comisariada por Alfonso de la Torre bajo el epígrafe de “Torner entrópico”, la muestra, que tuvo como prólogo sonoro el estreno, el pasado martes 31 de marzo, dentro de la 54 edición de la Semana de Música Religiosa, de la obra “Tu solus qui facis mirabilis” de Joan Magrané, composición encargo del propio festival dedicada al artista, la exposición – que permanecerá en las estancias catedralicias hasta el 17 de mayo – arranca con dos cuadros netamente figurativos, “Interior” y “Catedral”, fechados respectivamente en 1955 y 1956, para luego pasar a analizar el progresivo acercamiento del pintor a la creación abstracta con obras donde la materia cobra especial relevancia bien representadas en la muestra junto a ejemplos de una de las facetas quizá menos conocidas de este creador, las realizaciones fotográficas llevadas a cabo en esa misma época. Junto a ellas y a otros trabajos cronológicamente posteriores, la exposición incluye una nutrida serie de los estudios previos para las vidrieras que, junto a las proyectadas por Gerardo Rueda, Bonifacio Alfonso y Henry Dechanet, se inauguraban oficialmente en 1995 en la catedral conquense en una en ese momento más que atrevida propuesta de alianza entre tradición y vanguardia. Precisamente la conjunción del vigésimo aniversario de esa inauguración con el ya inminente, el próximo julio, noventa cumpleaños del artista ha propiciado tanto la organización de la muestra como el encargo de la obra de Magrané.   


Fotografías, cortesía de la SMR

Comentarios

Seguidores