GUSTAVO TORNER PREMIO “CÁLIZ DE ORO” DE LOS GALARDONES CIUDAD DE CUENCA RECIÉN CREADOS POR EL AYUNTAMIENTO CONQUENSE



EL PREMIO ES UN RECONOCIMIENTO A LA TRAYECTORIA ARTÍSTICA Y A LAS APORTACIONES HECHAS AL DESARROLLO SOCIOECONÓMICO DE SU CIUDAD NATAL POR EL PINTOR, ACADÉMICO DE HONOR DE LA RACAL 



El pintor Gustavo Torner, académico de Bellas Artes y académico de Honor de la Real Academia Conquense de Artes y Letras, ha sido galardonado con la máxima distinción, el “Cáliz de Oro”, de los premios recién creados por el ayuntamiento  de Cuenca para honrar a personas, asociaciones o entidades cuya trayectoria y labor haya destacado en la promoción y difusión de la ciudad, y que llevan en su denominación el propio nombre de la ciudad.
El galardón viene a reconocer su importante aportación al arte a lo largo de su vida, su contribución a la ubicación y apertura en la ciudad del Museo de Arte Abstracto y la creación del Espacio Torner, iniciativas que el jurado ha considerado que han sido claves para el desarrollo socioeconómico de Cuenca, centrando especialmente su atención en este último hecho respecto al cual habla de la atrevida intervención en la antigua iglesia de San Pablo para convertirla en un moderno espacio de arte contemporáneo en el que las obras expuestas y la arquitectura del espacio se realzan mutuamente para convertirse en un gran atractivo que engrandece a la ciudad.  La distinción le será entregada, junto con el resto de los reconocimientos otorgados, el próximo 23 del presente mes de agosto en el curso del acto del Pregón de la Feria de San Julián.

El Espacio Torner

Con la iglesia tardo-gótica del antiguo convento de dominicos, abalconado a la hoz del Huécar frente por frente del más conocido panorama del recinto histórico conquense, como espléndido contenedor, el Espacio Torner, planteado como un lugar de intensa contemplación mediante una intervención de mínimos que buscó potenciar las cualidades y posibilidades intrínsecas del propio recinto, alberga una cuidada selección de obras del artista, la mitad de ellas cedidas por el Centro Nacional de Arte Reina Sofía, institución depositaria de unas seiscientas piezas donadas por su creador, y el resto pertenecientes a su colección particular, piezas que alcanzan especial relieve y presencia en la atmósfera de austeridad en que se ubican, ofertando una visión de conjunto de la obra torneriana marcadamente reveladora a la par que expresiva de su trayectoria y su ideario plásticos.  


  

Comentarios

Seguidores