FALLECIMIENTO DEL ACADÉMICO ÓSCAR PINAR



El miércoles 12 de julio fallecía en su domicilio, a consecuencia de un infarto, el pintor Óscar Pinar, uno de los numerarios más veteranos de la Real Academia Conquense de Artes y Letras a la que se había incorporado el 18 de mayo de 1989 con un discurso de ingreso que llevaba por título el de “Plástica y arte de mi tiempo”. Nacido en 1927 en Cuenca capital en cuya Escuela de Artes y Oficios tuvo como profesor al escultor Fausto Culebras estudió después en Madrid, en el estudio de Fernando Somoza y en el Círculo de Bellas Artes, para viajar luego, becado, a París para completar su preparación. Pintor figurativo, con un cierto toque expresionista y siempre vital, se dotó bien pronto de un estilo personal que hacía inmediata y claramente identificable como suya cualquiera de sus obras, Si bien mantuvo siempre una especial dedicación al paisaje – fue un entusiasta de la pintura de caballete al aire libre y era frecuente encontrarle pintado en cualquier paraje tanto rural como urbano – no faltaron sin embargo en su producción   otros temas como, por ejemplo, los centrados en las celebraciones nazarenas conquenses, de las que fue asimismo cartelista, que protagonizaron  bastantes de sus muestras, la última la celebrada en marzo de 2015 en el propio Museo de la Semana Santa de Cuenca.

Galardonado con  numerosos premios y distinciones – Medalla María Vilatella de Lérida, Primera Medalla del Salón de Otoño de Madrid, Premio Cuenca de la Bienal del Tajo en Toledo, Molino de Plata de la Exposición Manchega de Artes Plásticas de Valdepeñas, Primer Premio del Salón de Pintores Conquenses, Premio de la Exposición Regional de Pintura en Alcázar de San Juan, Premio del Certamen de Pintura Serranía de Cuenca de Buenache de La Sierra – paseó su obra por buena parte de la geografía de nuestro país con más de ciento cuarenta exposiciones – Madrid, Paris, Barcelona, Valencia, Bilbao, Zaragoza, Lérida, Balaguer, Gerona, Tarragona, Vigo, Salamanca, Valladolid, Soria, Logroño, Palencia, Zamora, Castellón, Murcia, Alicante, Plasencia, Málaga, Jaén, Toledo, Guadalajara, Manzanares, Alcázar de San Juan, Ciudad Real o Tarancón además de las realizadas en Cuenca y en París – y sus opbras figuran en colecciones públicas o privadas en España, Estados Unidos, Alemania, Inglaterra, Francia, Italia, Suiza, Suecia, Noruega, Japón, Argentina y Venezuela.




Comentarios

Seguidores