ÚLTIMAS INVESTIGACIONES EN EL YACIMIENTO ROMANO DE NOHEDA



EL ARQUEÓLOGO MIGUEL ÁNGEL VALERO  HABLARÁ
DE ELLAS ESTE MARTES 21 DE FEBRERO EN LA RACAL




Con cada nuevo paso en su investigación el yacimiento de Noheda, la monumental villa romana tan cercana a nuestra capital en donde se descubriera el que muchos consideran el mosaico figurativo más grande de esa cultura encontrado en nuestro país, reafirma más su importancia. Del resultado de los últimos trabajos llevados a cabo en él dará avance este martes 21 de febrero, dentro de los llamados “Martes de la Academia”,  el director de las excavaciones, el arqueólogo Miguel Ángel Valero. Será como de costumbre a partir de las ocho de la tarde en el salón de actos de la sede de la institución académica en la segunda planta del edificio de las antiguas Escuelas de San Antón, junto a la iglesia de la Virgen de la Luz, con entrada libre y gratuita hasta completar la capacidad del local.

Un yacimiento
excepcional 

Ubicada en la pedanía de Villar de Domingo García que le da nombre, la villa romana de Noheda, declarada Bien de Interés Cultural en 2011 y que los especialistas datan como de finales del siglo IV, ostenta las características de la típica villa vitrurbiana inserta en una finca de explotación agropecuaria distribuida en tres espacios constructivos – pars urbana, pars rustica y pars fructuaria – respectivamente destinados a residencia de sus propietarios, a sus trabajadores y a las instalaciones destinadas a la elaboración y transformación de sus productos agropecuarios y se ha hecho especialmente famosa por la ya aludida monumentalidad del mosaico en ella descubierto. Ubicado en una sala triabsidada de unos trescientos metros cuadrados está configurado en seis escenas de las que la principal representa un cortejo dionisíaco en tanto otras reproducen  pasajes por ejemplo de la vida de Paris o de la historia de Pélope.   Pero, y a la espera de lo que además se pueda conocer en la charla del profesor Valero, los trabajos hasta ahora conocidos ya documentaron también, además de esta sala, muchos otros hallazgos, por ejemplo otra sala de dimensiones más reducidas y planta octogonal cuyo zócalo interior presenta restos de decoración vegetal estucada y en el entorno de ambas otras estancias en las que se han recuperado restos de pinturas y estucos decorativos, además de haberse registrado distintos elementos estructurales y conducciones y elementos muebles entre los que destacan varios fragmentos de esculturas. Todo ello otorga una excepcional importancia a este  yacimiento de cuyos últimos hallazgos hablará este martes en la RACAL el profesor Valero.   .

Comentarios

Seguidores