SATISFACCIÓN EN LA RACAL POR LA CONCESIÓN A GUSTAVO TORNER DEL PREMIO NACIONAL DE ARTE GRÁFICO





EL ARTISTA ES ACADÉMICO DE HONOR DE LA CORPORACIÓN


La Real Academia Conquense de Artes y Letras quiere expresar su satisfacción por la concesión a Gustavo Torner, Académico de Honor de la corporación, del Premio Nacional de Arte Gráfico 2016, distinción que concede el ministerio de Educación, Cultura y Deportes y que la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, a la que también pertenece el creador conquense, daba a conocer al hilo de la inauguración en las salas de la Calcografía Nacional de la exposición “La locura de ver” del anterior galardonado, José María Sicilia. Es un premio que viene a refrendar la importancia de la larga e intensa trayectoria de un artista del que, al anunciar su fallo,  el jurado – presidido  por Antonio Bonet y conformado junto a él como vocales por Francisco Calvo Serraller, Estrella de Diego y José María de Francisco con Juan Bordes como secretario – destacaba la importancia excepcional de su tratamiento del dibujo y de la expresión gráfica, su temprana utilización de la fotografía y sus “nuevas y profundas experiencias” en las técnicas gráficas así como su aportación a la “representación abstracta de la naturaleza como síntesis del conocimiento a través del arte”. Una obra sobre la que,  como es habitual, el departamento de Calcografía de la Academia de San Fernando organizará muestra el año próximo.

La concesión de la  distinción ha venido curiosamente a casi coincidir con el final en nuestra capital del ciclo de conferencias que, organizado por Cuenca Abstracta,5 ha venido analizando su figura y la valía de un hacer que el recién concedido galardón viene a volver a poner de manifiesto; un hacer por fortuna bien a mano para nosotros sus conciudadanos tanto en la colección del Museo de Arte Abstracto – para cuya ubicación en nuestra ciudad fue, por otro lado, tan decisiva su intervención – como, muy particularmente, en las cuarenta realizaciones que alberga el espacio que lleva su nombre en la antigua Iglesia de San Pablo, afortunadamente reabierto en marzo de este año tras cinco de cierre por falta de financiación.      


Comentarios

Seguidores