EL ACADÉMICO PEDRO MIGUEL IBÁÑEZ PUBLICA EL PRIMER ESTUDIO CIENTÍFICO SOBRE LAS CASAS COLGADAS CONQUENSES


ESTÁ COEDITADO POR LA UNIVERSIDAD DE
CASTILLA LA MANCHA Y EL CONSORCIO 
CIUDAD DE CUENCA 


                                                                                                Pedro Miguel Ibáñez Foto Santiago Torralba

La sala de Juntas del campus en Cuenca de la Universidad de Castilla La Mancha prestó marco a la presentación del libro Las Casas Colgadas y el Museo de Arte Abstracto Español obra del  profesor, investigador de la Historia del Arte y numerario de la RACAL Pedro Miguel Ibáñez, un volumen de cuatrocientas páginas coeditado por el Servicio de Publicaciones de la propia UCLM y el Consorcio de la Ciudad de Cuenca, en el primero de los actos programados para conmemorar, este año, el medio siglo de la institución museística propiciada por Fernando Zóbel, durante muchos años la primera y hasta la apertura del Centro Reina Sofía la única, dedicada en nuestro país al arte moderno, y hoy aún uno de los pequeños museos más singulares de la oferta expositiva mundial.
 El que ha sido considerado como el primer estudio científico sobre las emblemáticas edificaciones de la capital conquense propone un estudio global e interdisciplinario de estas construcciones a lo largo del tiempo desde los primeros datos documentales que hacen referencia a ellas – a mediados del siglo XV – hasta el año de la apertura de la colección pictórica que continúa albergando, ahora bajo la gestión, por expreso deseo de su creador, de la Fundación March. Estructurado en dos secciones de cuatro capítulos cada una, en la primera su autor repasa una etapa en cuyos primeros años tuvo especial protagonismo la figura del bachiller Gonzalo González de Cañamares, canónigo de la catedral conquense que adquiere su propiedad en 1481, y a lo largo de la cual, algo bien poco usual, se conocen todos los nombres de sus dueños sucesivos; etapa  que vendría a finalizar con su demolición parcial y la construcción de las hoy tan conocidas balconadas de madera proyectadas por el arquitecto Fernando Alcántara. En su  segunda parte la obra analiza los decisivos cambios llevados a cabo en su estructura y aspecto durante las décadas centrales del pasado siglo. La publicación se ilustra con una gran cantidad de imágenes antiguas y modernas de las Casas y con los planos arquitectónicos que muestran sus distintas etapas y las reformas llevadas a cabo en ellas hasta su actual configuración. El libro, una aportación decisiva en la historiografía arquitectónica de la ciudad, está disponible tanto en su edición impresa como en soporte electrónico.

Comentarios

Seguidores