ÉXITO DE PÚBLICO EN EL IV FESTIVAL “POESÍA PARA NÁUFRAGOS”


LA RACAL ESCENARIO,  UN AÑO MÁS, DE LA CITA

Rafael Escobar presenta a Eva Yarnoz, Carina Valente y Miguel Ángel Curiel


Por cuarto año consecutivo el Festival “Poesía para Náufragos” puesto en marcha en 2012 por los asistentes más jóvenes a los cursos “Leer y entender la Poesía” organizados en la localidad de Priego por la Universidad de Castilla La Mancha, congregó en Cuenca, entre participantes y asistentes, a más de una veintena de los nombres más interesantes de la lírica actual de nuestro país. En el salón de actos de la RACAL, principal colaboradora de la cita, las lecturas poéticas ofertadas por Agustín Porras, Inés Ramón, Rafael Morales Barba, Eva Yarnoz, Carina Valente-Anselmo, Miguel Ángel Curiel, Francisco Caro, Cristina Falcón, Pilar Verdú, Juan Pablo Zapater, Mercedes Escolano y Dionisio Cañas, las propuestas visuales de Antonio Gómez, las composiciones sonoras de Teo Serna y la presentación del nuevo poemario – El corazón desnudo – de Francisco Mora publicado por Editorial Olcades ofrecieron la más varia panoplia de los distintos modos expresivos que hoy por hoy coexisten en el panorama poético español, en una convocatoria que volvió a tener la más favorable acogida en la ciudad:  tras una realmente floja entrada el jueves 26 para asistir a la presentación de la sin embargo más que atractiva nueva revista de poesía contemporánea “21veintiúnversos”, en acto que contó con las intervenciones de su director Juan Pablo Zapater, sus coordinadores Francisco Benedito y Víctor Segrelles y el director literario del festival Miguel Ángel Curiel, ya en la jornada del viernes, inaugurada con la charla sobre “Poesía y Memoria” del periodista, escritor, académico de la RACAL y coordinador de la convocatoria José Ángel García, se registró una nutrida asistencia que aún se incrementó más, hasta completar totalmente la capacidad del local en la del sábado, especialmente en su sesión vespertina.  

El festival se abría por primera vez en su aún corta historia a la lírica portuguesa con la presencia de una de sus voces jóvenes más interesantes, la de la ya citada Carina Valente-Anselmo, recuperando así siquiera simbólicamente el entonces mucho más numeroso intercambio luso-hispano que caracterizara a las míticas Jornadas Poéticas organizadas en la ciudad en los ochenta del pasado siglo por Enrique Trogal con el apoyo de Ángel Crespo y Carlos de la Rica. Se trataría de  un primer paso hacia un mayor intercambio según sus organizadores que apuntaron asimismo la posibilidad de duplicar la experiencia en la propia Portugal. Salgan o no adelante tales proyectos lo que sí puede decirse es que “Poesía para Náufragos”· parece ya más que arraigada en el calendario cultural conquense y en la propia agenda de encuentros literarios del país.    


Todas las fotografías cortesía de Carlos Morcillo

Comentarios

Seguidores