lunes, 21 de enero de 2013

JOSÉ ANTONIO SILVA EVOCARÁ EN LA RACAL LA FIGURA DEL LIBERAL SANCLEMENTINO LEÓN LÓPEZ Y ESPILA

Con una charla del profesor José Antonio Silva abre este martes 22 de enero sus actividades del presente trimestre la Real Academia Conquense de Artes y Letras. Bajo el título de “"León López y Espila. Un liberal de San Clemente exiliado en Marruecos durante la Década Ominosa” el profesor Silva, numerario de la corporación conquense, evocará, en el salón del Centro Cultural Aguirre de Cuenca, la figura histórica de este sanclementino que, al contrario de tantos de sus correligionarios que huyendo de la persecución por sus ideas políticas buscaron refugio en países europeos, lo hizo en el norte de África lo que le llevó a tener que enfrentarse a mil y una peripecias. Por cierto que tanto esta conferencia como el resto de las actividades previstas hasta marzo por la RACAL adelantan su hora de inicio a las 19,30 con el fin de dar mayor margen de tiempo a los posteriores coloquios. Nacido en San Clemente en 1799, León López y Espila, de clara ideología liberal, tras el levantamiento de Riego en Cabezas de San Juan en 1820, se declaró partidario de la Constitución y formó parte de la Milicia Nacional voluntaria de su pueblo. Al finalizar el llamado Trienio Liberal sufrió la venganza de sus adversarios políticos y se vio obligado a abandonar su población natal, trasladándose a Granada, donde algún tiempo más tarde fue acusado de conspirar contra Fernando VII. Juzgado en la Real Chancillería de aquella ciudad, fue condenado a presidio en Ceuta, de donde se escapó para pasar a Marruecos. Allí vivió una larga y penosa experiencia de exilio que se prolongó durante varios años hasta que pudo pasar por mar a Francia donde aún hubo de permanecer un par de años más hasta que por fin pudo regresar a España. Poco después de su vuelta escribió “Los cristianos de Calomarde y el renegado por fuerza”, un libro en el que narraba su experiencia en tierras africanas y que constituye uno de los pocos testimonios que nos han llegado de cómo vivieron su exilio los liberales españoles que buscaron refugio en el continente africano. Académico de número de la RACAL, de la que es actualmente Secretario, José Antonio Silva Herranz nació en Cuenca en 1953. Licenciado en Filosofía y Letras (Filología Hispánica) por la Universidad Autónoma de Madrid, es catedrático de Lengua y Literatura en el Instituto Lorenzo Hervás y Panduro de Cuenca. Colaborador de El Día de Castilla La Mancha ha publicado también reseñas y artículos en periódicos y revistas como Cuenca, Studia Academica, El Juglar de la Frontera, Káskara Marga, Añil o Académica (Boletín de la Real Academia Conquense de Artes y Letras). Junto con el también académico Hilario Priego es autor (además de una “Metodología para el comentario de textos en la prueba de Selectividad”) de numerosos trabajos de crítica e investigación entre los que cabe destacar los libros “La poesía en las revistas de Castilla-La Mancha (1939-1975)” y “Diccionario de personajes conquenses (nacidos antes del año 1900)”. Hay que mencionar también las ediciones (realizadas junto con el mencionado Hilario Priego) de los “Artículos sobre Cuenca”, de César González-Ruano, la “Poesía original de Fray Luis de León”, la edición facsímil de “El Molino de Papel. Pliegos de Poesía”, la de la comedia “La conquista de Cuenca y primer dedicación de la Virgen del Sagrario” del dramaturgo barroco Pedro Rosete Niño, la edición facsímil de las “Obras poéticas” de Fray Luis de León hecha por el P. Llobera en Cuenca en el año 1932 o las “Décimas a la muerte compuestas por un hidalgo de la ciudad de Cuenca”, así como del estudio titulado “La vida cultural en la ciudad de Cuenca durante la posguerra (1939-1975)”, recogido en el libro de Pedro M. Ibáñez y otros “Víctor de la Vega”.

El historiador Vicente Malabia, nuevo académico electo

El director del Museo Diocesano de Cuenca, el historiador Vicente Malabia Martínez, fue elegido como nuevo integrante de la Real Academia Conquense de Artes y Letras en la última sesión plenaria celebrada por esta institución que continúa así cubriendo las vacantes existentes en ella debido al fallecimiento del titular o a su paso a la condición de supernumerario. El nuevo académico electo - cuya candidatura había sido presentada por los académicos Pedro Miguel Ibáñez, Miguel Jiménez Monteserín y José Luis Muñoz - ocupará, tras la correspondiente lectura de su discurso de ingreso, el sillón correspondiente a la letra V que con anterioridad fuera ocupado por Jesús Martínez-Falero. Nacido en 1949 en la localidad de Minglanilla, Vicente Malabia, que aúna a su condición de historiador la de sacerdote – fue ordenado presbítero en 1974 y es canónigo de la catedral de Cuenca – es licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valencia en la especialidad de Historia Medieval y tiene el máster en Ciencias de la Religión de la Universidad de Comillas. Profesor y bibliotecario del Seminario Conciliar de San Julian, miembro de la Comisión Provincial de Patrimonio de Cuenca, delegado diocesano para el Patrimonio Cultural y en la comisión mixta de la Junta de Comunidades y la Iglesia Católica, es autor de distintas publicaciones, buena parte de ellas centradas en la figura del peregrino (es presidente-fundador de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Cuenca), ha dictado numerosísimas conferencias, forma parte del comité científico de diversos congresos, ha montado la exposición permanente de la iglesia del monasterio de Uclés y ha comisariado, junto con el también académico Jiménez Monteserín, diferentes muestras en torno a temas histórico- artísticos como, por ejemplo, el arte religioso conquense, el escritor Miguel de Cervantes, el obispo San Julián (con ocasión del octavo centenario de su fallecimiento), o los quinientos años del convento en Cuenca de las Madres Justinianas.

jueves, 17 de enero de 2013

NUTRIDO PROGRAMA DE ACTIVIDADES EN EL NUEVO TRIMESTRE DE LA RACAL


De la crónica de las venturas y desventuras norteafricanas del liberal sanclementino León López y Espila a temas tan de actualidad como la confrontación entre la realidad histórica y la ficción televisiva a propósito de la serie “Isabel” o la gestión de los museos en tiempos de crisis, el programa de actividades preparado por la Real Academia Conquense de Artes y Letras para el primer trimestre de este año oferta toda una panoplia de propuestas más que interesantes. A las ya aludidas – que correrán a cargo, las dos primeras, respectivamente, de los académicos José Antonio Silva y Miguel Jiménez Monteserín, en tanto que la tercera se desarrollará mediante una mesa redonda en la que participarán representantes de las Fundaciones Juan March y Antonio Saura y de la Galería Jamete – se van a sumar, entre enero y marzo, un debate sobre el papel de los medios informativos en nuestra actual sociedad, con las intervenciones del decano  de la Facultad de Periodismo de Cuenca Antonio Laguna, del periodista Fernando Saiz Martínez y del director de información de El Día de Castilla-La Mancha Javier Semprún; la presentación del último libro del escritor castellanomanchego Pedro Antonio Moreno; y  sendas conferencias de Ángel Luis Luján, Salvador F. Cava, Pedro Cerrillo y Ana Belén Rodríguez Patiño sobre temas tan varios como el canónigo Villaviciosa y La Mosquea, la Cuenca de los primeros tiempos del franquismo a través de la figura del gobernador Gabriel Juliá Andréu, los poemas sobre Cuenca de Gerardo Diego y los jornaleros y braceros conquenses. Todas las actividades se desarrollarán los martes, a partir del próximo día 22, a las siete y media de la tarde, en el salón del Centro Cultural Aguirre de Cuenca. Pese a la precaria situación económica en que continúa moviéndose – nuestra institución no llegó a cobrar la aportación económica incluida en los presupuestos de la Junta de Comunidades del año 2011 y tampoco, a la hora de redactar esta información, ha recibido todavía la ya justificada que le asignaban las cuentas regionales del año pasado – la Academia insiste en su continuado compromiso con la cultura  ofreciendo cada semana, a través de su programa “Los martes, en la Academia”, cuantos actos puede promover dirigidos a enriquecer el conocimiento colectivo, a través de la palabra y la imagen.