El historiador Vicente Malabia, nuevo académico electo

El director del Museo Diocesano de Cuenca, el historiador Vicente Malabia Martínez, fue elegido como nuevo integrante de la Real Academia Conquense de Artes y Letras en la última sesión plenaria celebrada por esta institución que continúa así cubriendo las vacantes existentes en ella debido al fallecimiento del titular o a su paso a la condición de supernumerario. El nuevo académico electo - cuya candidatura había sido presentada por los académicos Pedro Miguel Ibáñez, Miguel Jiménez Monteserín y José Luis Muñoz - ocupará, tras la correspondiente lectura de su discurso de ingreso, el sillón correspondiente a la letra V que con anterioridad fuera ocupado por Jesús Martínez-Falero. Nacido en 1949 en la localidad de Minglanilla, Vicente Malabia, que aúna a su condición de historiador la de sacerdote – fue ordenado presbítero en 1974 y es canónigo de la catedral de Cuenca – es licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valencia en la especialidad de Historia Medieval y tiene el máster en Ciencias de la Religión de la Universidad de Comillas. Profesor y bibliotecario del Seminario Conciliar de San Julian, miembro de la Comisión Provincial de Patrimonio de Cuenca, delegado diocesano para el Patrimonio Cultural y en la comisión mixta de la Junta de Comunidades y la Iglesia Católica, es autor de distintas publicaciones, buena parte de ellas centradas en la figura del peregrino (es presidente-fundador de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Cuenca), ha dictado numerosísimas conferencias, forma parte del comité científico de diversos congresos, ha montado la exposición permanente de la iglesia del monasterio de Uclés y ha comisariado, junto con el también académico Jiménez Monteserín, diferentes muestras en torno a temas histórico- artísticos como, por ejemplo, el arte religioso conquense, el escritor Miguel de Cervantes, el obispo San Julián (con ocasión del octavo centenario de su fallecimiento), o los quinientos años del convento en Cuenca de las Madres Justinianas.

Comentarios

Seguidores