EL DIRECTOR DE ORQUESTA THEO ALCÁNTARA Y EL PINTOR JULIÁN GRAU SANTOS, ACADÉMICOS DE HONOR DE LA RACAL. A SU VEZ EL ESCRITOR AMADOR PALACIOS FUE ELEGIDO ACADÉMICO CORRESPONDIENTE

                                                                                              Theo Alcántara

El director de orquesta conquense Theo Alcántara y el pintor Julián Grau Santos han venido a unirse al también artista plástico Gustavo Torner para conformar de nuevo el trío de personalidades que para esa categoría marcan los estatutos de la Real Academia Conquense de Artes y Letras. Ambos fueron elegidos por unanimidad en la correspondiente votación llevada a cabo en la última asamblea general ordinaria de la corporación y suceden en sus respectivos sillones a los fallecidos Eduardo de la Rica y Pedro Mercedes. En el curso de la misma sesión y en posterior votación la asamblea de la RACAL eligió asimismo como académico correspondiente en la población de Alcázar de San Juan al poeta, traductor y crítico literario castellanomanchego Amador Palacios.

 Nacido en Cuenca en 1941 Theo Alcántara comenzó su preparación musical a los siete años en el coro de niños del Seminario conquense. Tras obtener los diplomas de Piano y de Composición en el Real Conservatorio de Música de Madrid al tiempo que realizaba giras como concertista de piano tanto por España como por Francia y el norte de África, se diplomó en dirección en la Mozarteum de Salzburgo donde asistió recibió  clases magistrales de Herbert von Barajan, destacó hasta tal punto que fue nombrado director adjunto de las dos principales orquestas de la ciudad, la Camerata Academica y la del Mozarteum y fue galardonado con la Medalla Lilli Lehmann, primera de las numerosas distinciones que iría luego sumando a lo largo de su carrera. Ha sido director musical o artístico de agrupaciones orquestales tan importantes con las de la Ópera de Frankfurt, la Sinfónica de Grand Rapis, la Sinfónica de Phoenix, la Ópera de Pittsburg, la Ópera de Caracas, la Music Academy del West Summer Festival de la californiana localidad de Santa Bárbara o la Sinfónica de Bilbao, así como asesor artístico y primer director de la Filarmónica de Buenos Aires y de la Orquesta estable del Teatro Colón también en la capital argentina, amén de colaborar como director invitado con muchas otras tanto en Estados Unidos como en Hispanoamérica, Europa o Asia, incluyendo por supuesto nuestro país.

                                                                                    Julián Grau Santos


Por su parte Julián Grau Santos nació en 1937 en Canfranc (Huesca). Hijo de pintores - tanto Emilio Grau Sala como Ángeles Santos, fueron firmas destacadas del panorama pictórico español – recibió su primera formación oficial en la Academia de Bellas Artes de Sant Jordi en Barcelona, ciudad en la que, tras separarse sus padres con consecuencia de la guerra civil, se asienta junto con su madre en 1942 para poco después trasladarse. a Madrid desde donde viaja en varias ocasiones a París para visitar a su padre y donde conoce de primera mano el hacer pictórico de los impresionistas y postimpresionistas, corrientes artísticas que influirán decisivamente tanto en su técnica como en su estilo pictórico, un estilo respecto al cual cabría hablar de una figuración expresionista de pincelada que a veces roza la abstracción. En 1957 realizó su primera exposición individual en la sala Libros de Zaragoza, iniciando una carrera que ha llevado su obra no sólo por casi toda España sino a países como Francia, Estados Unidos, China o Japón. También ha trabajado con éxito la obra gráfica y la ilustración literaria (especialmente conocida es su labor como ilustrador en el diario ABC) y aunque su labor como paisajista es especialmente valorada, también está considerado como uno de los retratistas más importantes del panorama nacional actual. Por otro lado, a lo largo de su vida ha mantenido una muy especial relación tanto artística como personal con Cuenca, ciudad en la que durante muchos años y hasta muy recientemente – este mismo año – ha tenido estudio y casa. Asimismo el paisaje conquense ha estado reiteradamente presente en sus cuadros, ha expuesto en varias ocasiones en nuestras salas y siempre ha prestado su colaboración a cuantos proyectos – carteles, revistas, ediciones, muestras - se le han ofertado desde nuestra provincia. Sus últimas presencias expositivas en nuestra capital fueron los 52 óleos de tamaño medio que se expusieron entre finales de 2010 en la Fundación Antonio Pérez que, seleccionados por el propio artista de su colección personal, conformaron una retrospectiva de carácter inédito que iba desde obras fechadas en 1969 a las realizadas ese mismo año, y, posteriormente, una muestra en agosto de 2011, en la Galería de Arte Jamete. 


                                                                                  Amador Palacios

Poeta, traductor y crítico, Amador Palacios nació en Albacete en 1954. Es licenciado en Filología Española y está en posesión del Diploma de Estudios Avanzados por una serie de trabajos de investigación sobre la poesía española del pasado medio siglo. Ha sido fundador, director o consejero de diversas publicaciones (La Mujer Barbuda, Barcarola, San Juan Ante-Portam-Latinam), y ha participado como ponente en cursos sobre literatura y actuado como conferenciante en encuentros y congresos sobre poesía, literatura y traducción, debiéndose resaltar  su continuada participación en las Jornadas Poéticas de Cuenca desde 1984 a 1990. Colaborador en numerosas revistas de literatura y en suplementos literarios, ha ejercido profusamente el periodismo literario como columnista entre otras publicaciones en la revista conquense  Diálogo de La Lengua o el propio boletín Académica de la Real Academia de Letras de Cuenca, así como los suplementos culturales de El Día (“El Día Cultural”), Artes & Letras del diario ABC en Castilla-La Mancha o Campo de Agramante. En numerosas ocasiones ha tratado en estas colaboraciones temas relacionados con la cultura conquense, desde, por ejemplo, la figura de Carlos de la Rica al propio acontecer o las publicaciones de la RACAL. Entre sus galardones y distinciones literarias figuran los premios “Biografías Palentinas", "Barcarola" o "Veintenario" -Radio 3, RNE- y ha sido  finalista de los premios “Adonais” y "Rafael Morales". Ha sido becado en seis ocasiones por la Fundación Calouste Gulbenkian de Lisboa, por la Fundación Olifante y  por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y pertenece al consejo asesor de la Fundación Carlos Edmundo de Ory de Cádiz. 



Comentarios

Seguidores