martes, 30 de junio de 2015

LOS CINCUENTA AÑOS DE “LA CIUDAD” EL LIBRO CON EL QUE DIEGO JESÚS JIMÉNEZ CONSIGUIÓ EL PREMIO ADONAIS SE CONMEMORAN ESTA TARDE EN LA RACAL


                                                                    Diego Jesús Jiménez

En 1964 el poeta pricense Diego Jesús Jiménez conseguía, con su cuarto poemario, “La ciudad”, el prestigioso premio Adonais, que colocaba su nombre en la primera página de la producción lírica española, aldabonazo para una prolongada carrera a lo largo de la cual la calidad de su producción se vería refrendada con galardones tan asimismo significativos como el Juan Ramón Jiménez, el Jaime Gil de Biedma o, muy especialmente, y en dos ocasiones, el Nacional de Poesía, distinciones a un hacer fundado, en palabras de Juan José Lanz en una concepción anticipatoria del arte: la poesía anticipa en su escritura, a través del sueño, algo que la realidad no puede darnos” y en el que “la concepción del arte como anticipación adquiere una dimensión comprometida que revierte en la realidad soñada como materialización, a través de la escritura de una utopía superadora del sistema social de valores vigente”.
Esos cincuenta años de la aparición de “La ciudad” tendrán especial recordatorio a partir de las seis de la tarde de hoy, martes 30 de junio, en el salón de actos de la RACAL, en el edificio de las antiguas Escuelas de San Antón de Cuenca, en acto-prólogo a una nueva edición de los cursos “Leer y entender la poesía” que, nacidos por iniciativa del propio Diego Jesús Jiménez y mantenidos tras su fallecimiento al calor de su memoria,  organiza la Universidad de Castilla La Mancha, edición que se desarrollará a lo largo de mañana miércoles y pasado jueves, 1 y 2 de julio, en Priego, dedicados en esta ocasión al análisis de la obra del arcobricense Antonio Hernández, que será precisamente uno de los intervinientes en la cita de hoy en la Academia conquense que se abrirá con la intervención del Decano de la Facultad de Educación del campus conquense el profesor Martín Muelas para continuar con un coloquio de los críticos literarios Juan Manual Molina Damiani, Manuel Rico y Ángel Luis Luján sobre la obra conmemorada y se cerrará, tras la intervención de Hernández, con un pequeño recital de poemas.  

LA POESÍA VOLVIÓ A ESTIVAL DE LA MANO DE LA RACAL


                                        Amparo Ruiz Luján

Un año más la Real Academia Conquense de Artes y Letras colaboró con Estival, la  cada vez más asentada cita músico-cultural que cada verano organiza en Cuenca Marco Antonio de la Ossa, con la organización de un recital poético que se desarrolló a partir de la una de la tarde del pasado domingo 28 de junio. Programado en un principio en el Museo Casa Palacio de la calle Pilares terminó celebrándose sin embargo, por razones ajenas a la organización, en el bello marco al aire libre del Mirador de San Miguel lo que, paradójicamente, contribuyó a la brillantez de una convocatoria que tuvo en esta ocasión un protagonismo femenino casi unánime ya que, con la sola excepción del académico José Ángel García, el programa de intervenciones estuvo compuesto por escritoras, en concreto Amparo Ruiz Luján, Adelina Flores, Raquel Carrascosa, María José González y Maite Pulla, las tres últimas integrantes del Aula Poética que periódicamente se reúne en las instalaciones en la ciudad de la UNED. 

viernes, 12 de junio de 2015

EL DIRECTOR DE LA RACAL, MIGUEL JIMÉNEZ MONTESERÍN, NOMBRADO ACADÉMICO CORRESPONDIENTE DE LA REAL ACADEMIA DE BELLAS ARTES Y CIENCIAS HISTÓRICAS  DE TOLEDO.

 
Miguel Jiménez Monteserín
(Foto cortesía de Las Noticias de Cuenca)

El director de la Racal, Miguel Jiménez Monteserín, ha sido nombrado académico correspondiente por Cuenca de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo en junta celebrada el pasado día 2 de junio. Junto al profesor Jiménez Monteserín, la Corporación académica toledana distinguió con el mismo título a los también historiadores Plácido Ballesteros San José, por Guadalajara, y Rafael Frochoso Sánchez, por Córdoba.

La imposición de medallas y entrega de diplomas a los tres nuevos académicos correspondientes se llevará a cabo durante el acto de apertura del próximo curso, que se celebrará en la capital toledana el primer domingo del mes de octubre.


sábado, 6 de junio de 2015

EL ACADÉMICO ADRIÁN NAVARRO
EXPONE EN LA SALA ACUA DE CUENCA

LA MUESTRA PERMANECERÁ ABIERTA DESDE EL 11 DE JUNIO AL 5 DE JULIO


El próximo jueves día 11 de junio, a las 20’00 horas, se inaugura la exposición “Buril y trazo” del ceramista Adrián Navarro Calero, miembro de número de la Real Academia Conquense de Artes y Letras. La muestra está organizada por el Vicerrectorado de Cultura y Extensión Universitaria de la Universidad de Castilla-La Mancha, y podrá visitarse hasta el día 5 de julio en la Sala Acua (Aula Cultural Univesidad Abierta) situada en la calle del Colmillo, de Cuenca.


Nacido en 1942 en la localidad de El Provencio, Adrián Navarro Calero descubrió bien pronto la atracción del alfar y el horno, y con ella una vocación a la que se iba a entregar en cuerpo y alma. Sus estudios de cerámica los inició con apenas doce años en la Escuela de Formación Profesional de San José, en Cuenca, dando el primer paso de una trayectoria que iba a continuar desarrollando primero en los dos alfares de la capital conquense, en los que trabajó durante los tres años siguientes, y luego en la Escuela Superior de Cerámica Artística de la población valenciana de Manises; su estancia en esta última localidad terminó por consolidar su vocación artística, así que en 1969 abrió su primer estudio alfarero en Villarrobledo, donde permaneció hasta 1976 en que regresó a tierras conquenses para instalarse ya definitivamente en la capital de la provincia. En su currículo, además de sus numerosas exposiciones y de la inclusión de sus obras en colecciones institucionales tanto en España como en Italia, figuran la impartición de cursos y una larga lista de premios y galardones, entre ellos, por citar tan sólo algunos, la Medalla de la Dirección Nacional de Artesanía, la del Archeoclub Nacional de Italia, el título de maestro Artesano de Castilla La Mancha o la Medalla al Mérito Artesano también de Castilla La Mancha.